Cavitación

Las máquinas de cavitación permiten eliminar la grasa que está localizada en ciertas zonas del cuerpo. Esta técnica de estética ha cosechado muy buenos resultados desde sus inicios, por lo que debido a sus prestaciones y beneficios podemos considerarlo como un equipo de belleza muy recomendable para equipar tu centro de estética.

Su facilidad de uso, unido a que es un tratamiento no invasivo, ha supuesto que se utilice tanto a nivel profesional como doméstico. Por esta razón, desde Quirumed ofrecemos asesoramiento para solucionar todas las dudas y preguntas referentes a la Cavitación.

¿QUÉ ES LA CAVITACIÓN?

La cavitación es uno de los mejores tratamientos corporales de estética que existen en la actualidad. Mediante el uso de ultrasonidos de baja frecuencia, la máquina de cavitación permite eliminar aquella grasa que se encuentra localizada en ciertas partes de nuestro cuerpo. El efecto de los ultrasonidos ayuda a romper y disolver las células de carácter adiposo, sin dañar el resto de componentes del organismo. Más adelante, la grasa licuada va directamente a parar al torrente sanguíneo, y esta a los órganos depurativos y de drenaje de nuestro cuerpo, favoreciendo su eliminación mediante la orina y otras vías de excreción.

El objetivo o finalidad que se busca con la cavitación no es bajar de peso, sino moldear el cuerpo. Este tratamiento puede ayudar a aquellas personas que no consiguen eliminar la grasa localizada con dietas, ejercicio u otros tratamiento de estética.

¿CÓMO FUNCIONA?

La máquina de cavitación genera en el interior del tejido adiposo una serie de microburbujas de vacío que permiten romper los adipocitos y eliminar, de forma segura, la grasa localizada en algunas zonas de nuestro cuerpo. La célula adiposa se transforma en liquido después de romperse. Posteriormente, será eliminada del organismo a través del sistema linfático.

Antes de utilizar la máquina de cavitación, el profesional deberá de aplicar en la zona a tratar un gel especial para la mejor transmisión de los ultrasonidos. Después, a través del panel táctil del equipo, se establecerá el manípulo que se va a utilizar, la intensidad que se va a emplear y el tiempo de duración de la sesión.

¿QUÉ MÁQUINA DE CAVITACIÓN COMPRAR?

Quirumed dispone de equipos de cavitación profesional y de cavitación en casa para realizar un correcto tratamiento de reducción de grasa. Todos los equipos cumplen con la normativa y la reglamentación exigida para poder llevar a cabo con éxito dicho tratamiento.

Las diferencias entre los dos tipos de equipos de cavitación son mínimas y se reducen a la clase de manípulos que incorporan, los accesorios que vienen incluidos o los programas establecidos, principalmente para los modelos domésticos.

Respecto a la frecuencia de la cavitación, tanto los aparatos de uso doméstico como los profesionales emiten ondas con una frecuencia establecida de 40 Khz. Esta frecuencia es óptima para poder reducir la celulitis y reafirmar la piel de la zona con grasa localizada.

Antes de realizar el tratamiento, independientemente del tipo de equipo de cavitación, el profesional o el particular, deberán de aplicar un gel conductor para que los ultrasonidos funcionen.

CAVITACIÓN PROFESIONAL

Los equipos de cavitación profesional destacan por ofrecer al especialista diferentes opciones de tratamiento. Es decir, los equipos profesionales, además del manípulo destinado a la cavitación, incorporan otros cabezales que permiten llevar a cabo otros tratamientos como radiofrecuencia facial y/o corporal o incluso vacuum. Es importante destacar que los manípulos no se pueden utilizar de forma simultánea en el paciente.

El funcionamiento es sencillo. En la mayor parte de los casos, el especialista, en función de la grasa localizada, la zona a tratar y el tipo de paciente, será el encargado de establecer en el panel del equipo el manípulo que va a utilizar, la intensidad que va a aplicar y el tiempo que va a durar el tratamiento. En otros casos, podrá utilizar algunos de los programas preestablecidos que tiene el equipo.

El tiempo empleado en el tratamiento también difiere si utilizamos los modelos profesionales. En este sentido, para que los resultados sean más efectivos, el profesional empleará un tiempo de 40 minutos aproximadamente.

CAVITACIÓN EN CASA

Por su parte, los equipos de cavitación en casa utilizan la misma frecuencia de ondas que los modelos profesionales, pero el tiempo de duración del tratamiento es menor. En este caso, los diferentes programas que incorpora el equipo suelen durar un tiempo comprendido entre los 15 y los 20 minutos.

Cada equipo viene configurado con una serie de programas establecidos, para que el usuario sólo tenga que seleccionar el que mejor se adapte a sus necesidades y empezar a utilizarlo. Para saber cuál es el programa idóneo, el usuario dispone de un DVD con información del equipo y de los diferentes tipos de programas que se pueden aplicar.

Los manípulos de cavitación pueden emitir las ondas de forma continua o pulsada. La emisión continua se emplea para zonas del cuerpo donde existe gran cantidad de grasa y la superficie a tratar es amplia. Con este tipo de emisión se produce más calor, potenciando el efecto de la cavitación. Por su parte, la emisión pulsada se emplea para áreas pequeñas de grasa, ya que a pesar de que aumentemos la intensidad de los ultrasonidos, la temperatura no subirá, potenciando de igual forma el efecto cavitatorio del tratamiento.

¿PARA QUÉ SIRVE LA CAVITACIÓN? BENEFICIOS

La cavitación está indicada especialmente para eliminar la grasa localizada de nuestro cuerpo. De todos modos, para que los resultados de esta técnica sean efectivos deben de ir acompañados de una dieta sana, variada y equilibrada y de una práctica regular de ejercicio físico.

Los principales beneficios de la cavitación son los siguientes:

  • Tratamiento indoloro y no invasivo.
  • No requiere ningún tipo de anestesia o sedante, ni tampoco pasar por el quirófano.
  • Resultados visibles desde las primeras sesiones del tratamiento.
  • Eliminación de nódulos grasos que aparecen tanto en la superficie como en áreas más profundas de la piel.
  • Tratamiento muy versátil, ya que es posible aplicarse en varios tipos de tejidos y zonas del cuerpo.
  • Permite estirar la piel mientras se está realizando el tratamiento.
  • La grasa se puede eliminar de forma fácil y sencilla a través del sistema linfático.
  • Eliminación de la celulitis y la piel de naranja.

El tratamiento de cavitación no presenta efectos secundarios para el paciente. La frecuencia de emisión (40 Khz) sólo actúa sobre la grasa acumulada en una parte del cuerpo. De esta manera, el resto de tejidos quedan protegidos e indemnes. Además, el manípulo del equipo de cavitación está diseñado para que no queme la piel o cause otros problemas relacionados con el calor que emite. Por último, mencionar que la ruptura de ácidos grasos en estructuras más cortas y simples favorece la metabolización y la eliminación de dicha grasa sin afectar a la sangre.

¿PARA QUIÉN ESTÁ DESTINADA?

Existe cierto desconocimiento sobre el efecto que se consigue con la cavitación. Un gran número de personas piensa que su principal utilidad es bajar de peso, y no es así. Está técnica lo que nos va a permitir es reducir volumen. Para reducir peso, deberemos de practicar deporte y hacer una dieta saludable.

La cavitación es un tratamiento utilizado por esteticistas y profesionales de la salud para reducir la grasa localizada. Las personas delgadas pueden utilizar esta técnica para moldear y redefinir su cuerpo. Lo mismo ocurre con las personas que practique ejercicio de forma regular y quieren eliminar esa pequeña cantidad de grasa que no pueden eliminar con el ejercicio.

Por su parte, aquellas personas que presenten un mayor volumen de grasa en una zona concreta de su cuerpo, también podrán someterse a este tipo de tratamiento, pero en este caso, es aconsejable que antes de iniciarlo lleven a cabo un dieta para eliminar la grasa más superficial.

¿CUÁLES SON LAS CONTRAINDICACIONES DE LA CAVITACIÓN?

El uso de la cavitación no está indicado para aplicarse en zonas del cuerpo próximas a ganglios linfáticos, estructuras oseas u órganos sensibles como la cabeza, órganos reproductores, etc. En este caso, se deberá de aplicar otro tipo de tratamientos. Además, la cavitación tampoco se podrá aplicar a personas con:

  • Problemas circulatorios.
  • Infecciones cutáneas.
  • Prótesis.
  • Marcapasos.
  • Procesos infecciosos.
  • Colesterol (medicado).
  • Diabetes (medicada).
  • Insuficiencia hepática.
  • Embarazo.
  • Portadoras de DIU.
  • Osteoporosis.
  • Enfermedades graves como tumores, asma, trombosis venosa, varices.
  • Tiroides, cáncer, epilepsia.
  • Enfermedad cardíaca.
  • Presión arterial.

¿CUÁNTAS SESIONES DE CAVITACIÓN SON NECESARIAS?

El número de sesiones de cavitación necesarias varían en función del paciente y de la zona a tratar. Para obtener buenos resultados, los especialistas estéticos recomiendan realizar entre 6 y 12 sesiones. Entre sesión y sesión, se recomienda un descanso de tres días para que el organismo sea capaz de eliminar totalmente la grasa licuada. En cada una de ellas, lo habitual es conseguir reducir en 2 cm el volumen de la zona tratada.

Una sesión de cavitación tiene una duración aproximada de unos 40 minutos. Este tiempo está indicado sólo para una zona del cuerpo. Además, una vez finalizada la sesión se empleará algún tipo de técnica de drenaje, como por ejemplo un masaje o una sesión de presoterapia, para eliminar la grasa y evitar que el cuerpo vuelva a reabsorber la grasa de nuevo.

COMBINACIÓN CON OTROS TRATAMIENTOS DE ESTÉTICA

Existen ciertos tratamientos que pueden ayudar a mejorar los efectos o resultados de la cavitación. La radiofrecuencia nos va a ayudar a darle a la piel una mayor elasticidad, mientras que la presoterapia va a contribuir con su estimulación del sistema circulatorio a eliminar la grasa sobrante de forma más rápida. En Quirumed puedes encontrar equipos de cavitación, presoterapia y radiofrecuencia para equipar tu clínica estética y ofrecer a tus clientes un servicio más completo.

Cuadricula Lista

18 Artículo(s)

Cuadricula Lista

18 Artículo(s)

Las máquinas de cavitación permiten eliminar la grasa que está localizada en ciertas zonas del cuerpo. Esta técnica de estética ha cosechado muy buenos resultados desde sus inicios, por lo que debido a sus prestaciones y beneficios podemos considerarlo como un equipo de belleza muy recomendable para equipar tu centro de estética.

Su facilidad de uso, unido a que es un tratamiento no invasivo, ha supuesto que se utilice tanto a nivel profesional como doméstico. Por esta razón, desde Quirumed ofrecemos asesoramiento para solucionar todas las dudas y preguntas referentes a la Cavitación.

¿QUÉ ES LA CAVITACIÓN?

La cavitación es uno de los mejores tratamientos corporales de estética que existen en la actualidad. Mediante el uso de ultrasonidos de baja frecuencia, la máquina de cavitación permite eliminar aquella grasa que se encuentra localizada en ciertas partes de nuestro cuerpo. El efecto de los ultrasonidos ayuda a romper y disolver las células de carácter adiposo, sin dañar el resto de componentes del organismo. Más adelante, la grasa licuada va directamente a parar al torrente sanguíneo, y esta a los órganos depurativos y de drenaje de nuestro cuerpo, favoreciendo su eliminación mediante la orina y otras vías de excreción.

El objetivo o finalidad que se busca con la cavitación no es bajar de peso, sino moldear el cuerpo. Este tratamiento puede ayudar a aquellas personas que no consiguen eliminar la grasa localizada con dietas, ejercicio u otros tratamiento de estética.

¿CÓMO FUNCIONA?

La máquina de cavitación genera en el interior del tejido adiposo una serie de microburbujas de vacío que permiten romper los adipocitos y eliminar, de forma segura, la grasa localizada en algunas zonas de nuestro cuerpo. La célula adiposa se transforma en liquido después de romperse. Posteriormente, será eliminada del organismo a través del sistema linfático.

Antes de utilizar la máquina de cavitación, el profesional deberá de aplicar en la zona a tratar un gel especial para la mejor transmisión de los ultrasonidos. Después, a través del panel táctil del equipo, se establecerá el manípulo que se va a utilizar, la intensidad que se va a emplear y el tiempo de duración de la sesión.

¿QUÉ MÁQUINA DE CAVITACIÓN COMPRAR?

Quirumed dispone de equipos de cavitación profesional y de cavitación en casa para realizar un correcto tratamiento de reducción de grasa. Todos los equipos cumplen con la normativa y la reglamentación exigida para poder llevar a cabo con éxito dicho tratamiento.

Las diferencias entre los dos tipos de equipos de cavitación son mínimas y se reducen a la clase de manípulos que incorporan, los accesorios que vienen incluidos o los programas establecidos, principalmente para los modelos domésticos.

Respecto a la frecuencia de la cavitación, tanto los aparatos de uso doméstico como los profesionales emiten ondas con una frecuencia establecida de 40 Khz. Esta frecuencia es óptima para poder reducir la celulitis y reafirmar la piel de la zona con grasa localizada.

Antes de realizar el tratamiento, independientemente del tipo de equipo de cavitación, el profesional o el particular, deberán de aplicar un gel conductor para que los ultrasonidos funcionen.

CAVITACIÓN PROFESIONAL

Los equipos de cavitación profesional destacan por ofrecer al especialista diferentes opciones de tratamiento. Es decir, los equipos profesionales, además del manípulo destinado a la cavitación, incorporan otros cabezales que permiten llevar a cabo otros tratamientos como radiofrecuencia facial y/o corporal o incluso vacuum. Es importante destacar que los manípulos no se pueden utilizar de forma simultánea en el paciente.

El funcionamiento es sencillo. En la mayor parte de los casos, el especialista, en función de la grasa localizada, la zona a tratar y el tipo de paciente, será el encargado de establecer en el panel del equipo el manípulo que va a utilizar, la intensidad que va a aplicar y el tiempo que va a durar el tratamiento. En otros casos, podrá utilizar algunos de los programas preestablecidos que tiene el equipo.

El tiempo empleado en el tratamiento también difiere si utilizamos los modelos profesionales. En este sentido, para que los resultados sean más efectivos, el profesional empleará un tiempo de 40 minutos aproximadamente.

CAVITACIÓN EN CASA

Por su parte, los equipos de cavitación en casa utilizan la misma frecuencia de ondas que los modelos profesionales, pero el tiempo de duración del tratamiento es menor. En este caso, los diferentes programas que incorpora el equipo suelen durar un tiempo comprendido entre los 15 y los 20 minutos.

Cada equipo viene configurado con una serie de programas establecidos, para que el usuario sólo tenga que seleccionar el que mejor se adapte a sus necesidades y empezar a utilizarlo. Para saber cuál es el programa idóneo, el usuario dispone de un DVD con información del equipo y de los diferentes tipos de programas que se pueden aplicar.

Los manípulos de cavitación pueden emitir las ondas de forma continua o pulsada. La emisión continua se emplea para zonas del cuerpo donde existe gran cantidad de grasa y la superficie a tratar es amplia. Con este tipo de emisión se produce más calor, potenciando el efecto de la cavitación. Por su parte, la emisión pulsada se emplea para áreas pequeñas de grasa, ya que a pesar de que aumentemos la intensidad de los ultrasonidos, la temperatura no subirá, potenciando de igual forma el efecto cavitatorio del tratamiento.

¿PARA QUÉ SIRVE LA CAVITACIÓN? BENEFICIOS

La cavitación está indicada especialmente para eliminar la grasa localizada de nuestro cuerpo. De todos modos, para que los resultados de esta técnica sean efectivos deben de ir acompañados de una dieta sana, variada y equilibrada y de una práctica regular de ejercicio físico.

Los principales beneficios de la cavitación son los siguientes:

  • Tratamiento indoloro y no invasivo.
  • No requiere ningún tipo de anestesia o sedante, ni tampoco pasar por el quirófano.
  • Resultados visibles desde las primeras sesiones del tratamiento.
  • Eliminación de nódulos grasos que aparecen tanto en la superficie como en áreas más profundas de la piel.
  • Tratamiento muy versátil, ya que es posible aplicarse en varios tipos de tejidos y zonas del cuerpo.
  • Permite estirar la piel mientras se está realizando el tratamiento.
  • La grasa se puede eliminar de forma fácil y sencilla a través del sistema linfático.
  • Eliminación de la celulitis y la piel de naranja.

El tratamiento de cavitación no presenta efectos secundarios para el paciente. La frecuencia de emisión (40 Khz) sólo actúa sobre la grasa acumulada en una parte del cuerpo. De esta manera, el resto de tejidos quedan protegidos e indemnes. Además, el manípulo del equipo de cavitación está diseñado para que no queme la piel o cause otros problemas relacionados con el calor que emite. Por último, mencionar que la ruptura de ácidos grasos en estructuras más cortas y simples favorece la metabolización y la eliminación de dicha grasa sin afectar a la sangre.

¿PARA QUIÉN ESTÁ DESTINADA?

Existe cierto desconocimiento sobre el efecto que se consigue con la cavitación. Un gran número de personas piensa que su principal utilidad es bajar de peso, y no es así. Está técnica lo que nos va a permitir es reducir volumen. Para reducir peso, deberemos de practicar deporte y hacer una dieta saludable.

La cavitación es un tratamiento utilizado por esteticistas y profesionales de la salud para reducir la grasa localizada. Las personas delgadas pueden utilizar esta técnica para moldear y redefinir su cuerpo. Lo mismo ocurre con las personas que practique ejercicio de forma regular y quieren eliminar esa pequeña cantidad de grasa que no pueden eliminar con el ejercicio.

Por su parte, aquellas personas que presenten un mayor volumen de grasa en una zona concreta de su cuerpo, también podrán someterse a este tipo de tratamiento, pero en este caso, es aconsejable que antes de iniciarlo lleven a cabo un dieta para eliminar la grasa más superficial.

¿CUÁLES SON LAS CONTRAINDICACIONES DE LA CAVITACIÓN?

El uso de la cavitación no está indicado para aplicarse en zonas del cuerpo próximas a ganglios linfáticos, estructuras oseas u órganos sensibles como la cabeza, órganos reproductores, etc. En este caso, se deberá de aplicar otro tipo de tratamientos. Además, la cavitación tampoco se podrá aplicar a personas con:

  • Problemas circulatorios.
  • Infecciones cutáneas.
  • Prótesis.
  • Marcapasos.
  • Procesos infecciosos.
  • Colesterol (medicado).
  • Diabetes (medicada).
  • Insuficiencia hepática.
  • Embarazo.
  • Portadoras de DIU.
  • Osteoporosis.
  • Enfermedades graves como tumores, asma, trombosis venosa, varices.
  • Tiroides, cáncer, epilepsia.
  • Enfermedad cardíaca.
  • Presión arterial.

¿CUÁNTAS SESIONES DE CAVITACIÓN SON NECESARIAS?

El número de sesiones de cavitación necesarias varían en función del paciente y de la zona a tratar. Para obtener buenos resultados, los especialistas estéticos recomiendan realizar entre 6 y 12 sesiones. Entre sesión y sesión, se recomienda un descanso de tres días para que el organismo sea capaz de eliminar totalmente la grasa licuada. En cada una de ellas, lo habitual es conseguir reducir en 2 cm el volumen de la zona tratada.

Una sesión de cavitación tiene una duración aproximada de unos 40 minutos. Este tiempo está indicado sólo para una zona del cuerpo. Además, una vez finalizada la sesión se empleará algún tipo de técnica de drenaje, como por ejemplo un masaje o una sesión de presoterapia, para eliminar la grasa y evitar que el cuerpo vuelva a reabsorber la grasa de nuevo.

COMBINACIÓN CON OTROS TRATAMIENTOS DE ESTÉTICA

Existen ciertos tratamientos que pueden ayudar a mejorar los efectos o resultados de la cavitación. La radiofrecuencia nos va a ayudar a darle a la piel una mayor elasticidad, mientras que la presoterapia va a contribuir con su estimulación del sistema circulatorio a eliminar la grasa sobrante de forma más rápida. En Quirumed puedes encontrar equipos de cavitación, presoterapia y radiofrecuencia para equipar tu clínica estética y ofrecer a tus clientes un servicio más completo.