Fonendoscopios

El fonendoscopio es un aparato médico que se utiliza para auscultar el corazón, escuchar ruidos respiratorios o sonidos internos del cuerpo. En Quirumed disponemos de un amplio catálogo de estetoscopios de todos los precios y colores. En nuestra web podrá comprar el fonendo que necesite, eligiendo entre las mejores marcas del mercado.

¿Qué fonendoscopio comprar?

Es evidente que no requieren las mismas prestaciones de un fonendo un médico de cabecera, un cardiólogo, una enfermera o un pediatra. Por eso será precisamente la especialidad del doctor la que determine las características que se le deben exigir al aparato de auscultación.

Sin embargo, sí que hay una serie de factores que contribuyen a proporcionar una mejor escucha y a aislar mejor el ruido exterior. Este es el caso de la dureza de las olivas, el grosor y la forma del tubo (en T, V o de cono, siendo las más recomendables las dos últimas).

Otro aspecto que afecta, sobre todo, a la comodidad es el binaural, que es la parte del fonendoscopio a la que se ajusta el tubo. En este caso lo recomendable es que tenga un diseño ergonómico de atrás hacia delante, para que se adapte perfectamente a los canales auditivos.

El fonendoscopio es un aparato médico que se utiliza para auscultar el corazón, escuchar ruidos respiratorios o sonidos internos del cuerpo. En Quirumed disponemos de un amplio catálogo de estetoscopios de todos los precios y colores. En nuestra web podrá comprar el fonendo que necesite, eligiendo entre las mejores marcas del mercado.

¿Qué fonendoscopio comprar?

Es evidente que no requieren las mismas prestaciones de un fonendo un médico de cabecera, un cardiólogo, una enfermera o un pediatra. Por eso será precisamente la especialidad del doctor la que determine las características que se le deben exigir al aparato de auscultación.

Sin embargo, sí que hay una serie de factores que contribuyen a proporcionar una mejor escucha y a aislar mejor el ruido exterior. Este es el caso de la dureza de las olivas, el grosor y la forma del tubo (en T, V o de cono, siendo las más recomendables las dos últimas).

Otro aspecto que afecta, sobre todo, a la comodidad es el binaural, que es la parte del fonendoscopio a la que se ajusta el tubo. En este caso lo recomendable es que tenga un diseño ergonómico de atrás hacia delante, para que se adapte perfectamente a los canales auditivos.