Ecógrafos

Los ecógrafos nos permiten obtener imágenes de nuestros órganos internos con el objetivo de detectar y diagnosticar posibles enfermedades y anomalías en nuestro cuerpo. Este instrumento médico se utiliza en diferentes especialidades cómo fisioterapia, ginecología, cardiología o urología entre otros.

En Quirumed ponemos a tu disposición un completo catálogo de equipos de ultrasonido para equipar tu centro médico y mejorar el diagnostico de tus pacientes.

¿QUÉ ES UN ECÓGRAFO?

En los últimos años, gracias a evolución de la tecnología, han aparecido en el mercado nuevos ecógrafos con funcionalidades más avanzadas. Es el caso de los ecógrafos en 3D, 4D e incluso 5D, los cuales ayudan al ginecólogo a controlar mejor el estado del feto de las mujeres embarazadas.

Si tuviéramos que definir o explicar qué es un ecógrafo en pocas palabras podríamos decir que es un equipo de diagnóstico utilizado en electromedicina para llevar a cabo ecografías. Los ecógrafos emiten ultrasonidos, imperceptibles para el oído humano, que penetran en el cuerpo hasta llegar a los diferentes órganos que queremos analizar. Una vez estos ultrasonidos acceden a los órganos internos se produce un efecto rebote, el cual sirve para devolvernos los ultrasonidos en forma de imagen. Gracias a la ecografía los especialistas médicos pueden diagnosticar con mayor precisión y exactitud el estado de un paciente.

PARTES DE UN ECÓGRAFO

Un ecógrafo se compone de diversos elementos: un transductor, una computadora y un monitor. Cada uno de estos componentes que forman la máquina de ultrasonido tiene una finalidad.

El transductor o sonda es el elemento más importante del ecógrafo. Los cristales piezoeléctricos, encargados de transformar la energía eléctrica en mecánica, se encuentran en el interior del transductor. Además de emitir los ultrasonidos, también se encargan de recibir los haces y transformar dichos ultrasonidos en energía eléctrica. De esta forma, se produce la generación de las imágenes.

Es importante aclarar que existen diferentes tipos de transductores de ecógrafos (forma, tamaño o frecuencia de los haces de ultrasonido) en función de la zona de exploración.

La sonda sectorial, debido a su pequeño tamaño, es ideal para realizar estudios ecocardiográficos. Por su parte, para la exploración de las estructuras de la parte abdominal se recomienda utilizar una sonda o transductor convex. Estos dos tipos de sonda ecográfica emplean una frecuencia baja (2-5 Mhz). Por último, si necesitamos más frecuencia (entre 5-10 Mhz) para visualizar y controlar estructuras más superficiales podemos emplear una sonda lineal. Este último modelo es aconsejable para detectar trombosis en extremidades, estudiar el musculo-esquelético o canalizar vasos y arterias muy superficiales.

Los otros dos elementos que componen un ecógrafo son el monitor y la computadora. El primero sirve para visualizar las imágenes que genera el transductor. Mientras que la computadora permite procesar toda la información recogida por el transductor y transformarla en forma de imagen. Adicionalmente, la computadora deberá de tener instalado un software especial para procesar toda la información recogida durante la exploración del paciente.

Otro accesorio muy útil es el carro para ecógrafo portátil, que nos ayudará a desplazar el equipo con mayor facilidad. Por último, existe la posibilidad de equipar el ecógrafo con un impresora especial para disponer de toda la información en formato papel.

TIPOS DE ECÓGRAFOS

En la actualidad, existen diferentes tipos de ecógrafos, los cuáles se pueden clasificar en función de diferentes parámetros.

Si nos fijamos en la imagen de la ecografía, podemos encontrar ecógrafos de color y ecógrafos en blanco y negro. Mediante el uso del color el profesional puede detectar mejor la patología existente y, de esta manera, realizar un mejor diagnostico. Esta evolución de la imagen ha dotado a la ecografía de mejor calidad, resolución, sensitividad o espectro.

El tipo de imagen es algo que ha ido evolucionando con los años. Hace unos años, los especialistas médicos sólo podían obtener imágenes en 2D. Esto hacía que el diagnostico no fuera tan preciso. La evolución de la tecnología ha permitido crear ecógrafos capaces de ofrecer imágenes en 3D, 4D e , incluso, en 5D. Este tipo de ecografías son muy utilizadas en ginecología para ver el estado del bebé y que forma y aspecto tendrá al nacer.

La movilidad es algo que ha beneficiado el diagnóstico de muchos pacientes. Gracias a su reducido peso y tamaño, el profesional puede realizar la prueba de electromedicina en cualquier lugar con el ecógrafo portátil. Esta cualidad es especialmente útil para los veterinarios.

Por último, existen los ecógrafos que permiten aplicar el efecto Doppler. Con este tipo de ecografías podemos hacer un estudio más exacto del flujo de sangre que circula por las arterias y las venas. Es realmente útil su aplicación en especialidades cómo ginecología o cardiología.

TIPOS DE ECOGRAFÍA

Los ecógrafos nos permiten obtener imágenes de casi cualquier parte u órgano interno de nuestro cuerpo. Las ecografías más empleadas actualmente en electromedicina son las siguientes:

  • Ecografía Abdominal: Permite detectar posibles dolencias o tumores en zonas como el hígado, el páncreas, la parte interna del abdomen o la vesícula biliar.
  • Ecografía Transrectal: Uno de sus principales usos es para llevar a cabo una biopsia. Mediante este tipo de ecografía es posible conducir la aguja de la biopsia hasta la zona exacta donde se localiza el tumor. También se utiliza para analizar y estudiar el estadiaje del cáncer colorrectal.
  • Ecografía de Mama: Mediante la realización de una ecografía mamaria podemos detectar nódulos o tumores. El objetivo principal es descubrir si el tumor es de tipo sólido o liquido y determinar su benignidad.
  • Ecografía Vaginal: Con una ecografía de este tipo podemos estudiar la zona del útero, prestando atención a su posición, tamaño o posible presencia de pólipos. También es posible ver y analizar la zona de los ovarios. De esta manera, podremos detectar quistes o embarazos ectópicos. Por último, gracias a la realización de una ecografía vaginal podemos detectar posibles anomalías en el endometrio.
  • Ecografía Doppler: Estudia el flujo de sangre que circula por las arterias y venas, ofreciendo información sobre la cantidad, velocidad y consistencia de la sangre. Este tipo de ecografías se utilizan mucho en mujeres embarazadas para analizar el estado del bebé.
  • Ecografía 3D, 4D y 5D: Es el ultimo tipo de ecografías que han aparecido y, por su tipología se emplean principalmente en mujeres embarazadas. La mejora de la calidad de las imágenes ha permitido ver el aspecto que tendrá el bebé en el futuro e incluso tener una imagen en movimiento.

ESPECIALIDADES QUE UTILIZAN EL ECÓGRAFO

Los ecógrafos son instrumentos muy útiles para diagnosticar posibles enfermedades. Desde su aparición, existen diferentes profesionales médicos de diferentes especialidades que los utilizan para tratar a sus pacientes.

Ginecología

En ginecología se emplean los ecógrafos para visualizar el estado del sistema reproductivo de la mujer. Con este tipo de prueba no invasiva ni dolorosa, el especialista puede analizar el estado del útero, los ovarios, las trompas de Falopio o el endometrio y detectar posibles quistes, tumores o infecciones. En función del órgano que queramos estudiar podemos hablar de:

  • Ecografía ginecológica (órganos reproductivos)
  • Ecografía obstétrica vía abdominal (pared abdominal)
  • Ecografía obstétrica vía transvaginal (vagina)
  • Ecografía obstétrica (embarazo)

Urología

Para valorar el estado de la próstata, los urólogos también se sirven de los ecógrafos. Cuando se ha de realizar una biopsia de la próstata, el especialista utiliza el transductor del ecógrafo como guía para acceder a la próstata. La imagen que nos ofrece el ecógrafo nos permitirá acceder de forma más fácil a la próstata.

Con este tipo de ecografías el urólogo puede ver y analizar el estado de la próstata, su tamaño, detectar nódulos, etc.

Cardiología

La ecografía que se lleva a cabo en cardiología permite al especialista estudiar las cavidades del corazón y sus diferentes estructuras. También permite diagnosticar cambios de tamaño de las cavidades del corazón, así como alteraciones de las válvulas del mismo, entre otros posibles estudios.

En función de la forma de realizar la ecografía, podemos dividirlas en:

  • Ecocardiografía transtorácica o convencional (el ecógrafo se aplica sobre el hemitorax izquierdo)
  • Ecografía transesofágica (el ecógrafo se introduce por la boca)

Fisioterapia

En los últimos años, los fisioterapeutas han comenzado a utilizar los ecógrafos en su día a día. Mediante una ecografía es posible valorar algunas zonas blandas como tendones, músculos, ligamentos, vasos sanguíneos, etc.

Las ventajas que nos ofrece un ecógrafo a la hora de detectar, valorar y observar la evolución de una lesión ha permitido aplicar con mayor precisión el tratamiento más recomendable para cada lesión. La inmediatez que ofrece esta prueba con respecto a otras como la resonancia magnética es otro valor añadido para un profesional de la fisioterapia.

Veterinaria

En el campo de la veterinaria también resulta muy beneficioso el uso de ecógrafos para diagnosticar diferentes problemas de un perro, gato u otro tipo de animal. Al igual que ocurre con las personas, esta máquina de ultrasonidos permite al profesional detectar de forma más precisa las causas del dolor.

El veterinario puede solicitar la realización de una ecografía para detectar problemas relacionados con hemorragias abdominales, rotura de órganos internos, problemas en la próstata o riñones, etc. Además, también permite ver el estado en el que se encuentran los fetos en animales hembras en periodo de gestación.

¿PORQUÉ COMPRAR UN ECOGRAFO EN QUIRUMED?

A la hora de comprar un ecógrafo para equipar nuestra consulta o centro médico tenemos que tener en cuenta diferentes aspectos como el precio, las funcionalidades, los usos, la marca o las garantías en caso de avería.

En Quirumed nos preocupamos por cada una de estas cuestiones, intentando asesorar al cliente sobre qué ecógrafo es el que mejor se adapta a sus necesidades.

A continuación, se enumeran algunos de los motivos que avalan a Quirumed cómo referente en la venta y distribución de ecógrafos para todo tipo de especialidades:

  • Garantía total en caso de avería, defecto de fábrica o mal funcionamiento de la máquina de ultrasonido.
  • En nuestro sitio web se pueden consultar los datos relacionados con el CIF, dirección fiscal y número de teléfono.
  • Disponemos de personal cualificado y especializado para asesorar al cliente en el proceso de compra. Además, en Quirumed también tenemos servicio técnico propio para solucionar cualquier tipo de incidencia.

ECÓGRAFOS DOPPLER

Los ecógrafos Doppler permiten realizar un tipo de ecografía donde es posible estudiar y analizar el flujo de sangre que circula a través de nuestras venas y arterias. Las imágenes que ofrece el ecógrafo son de gran ayuda para el especialista y profesional médico para evaluar la cantidad y la velocidad de sangre que circula por un vaso en un momento dado.

¿PARA QUÉ SIRVE UN EQUIPO DE ULTRASONIDO CON ECO DOPPLER?

Una ecografía es una prueba de ultrasonidos que ayuda al especialista a diagnosticar el estado de los diferentes órganos blandos que componen nuestro cuerpo (no se incluyen ni órganos sólidos ni gases). Pues bien, con el Eco Doppler tenemos la posibilidad de saber la dirección y velocidad de la sangre que circula por un vaso.

Cuando el flujo de sangre se va acercando al transductor, la frecuencia será mayor, y conforme se vaya alejando, la frecuencia disminuirá. Gracias al efecto Doppler, el ecógrafo puede interpretar estas señales, asignando un color en función de la frecuencia.

Este tipo de prueba no es invasiva ni tampoco causa dolor. Cuando existen síntomas o sospechas de que puede haber algún tipo de enfermedad trombótica en las arterias y/o venas, esta prueba adopta especial importancia.

¿QUÉ TIPOS DE ECÓGRAFOS DOPPLER EXISTEN?

En diagnóstico, se suelen utilizar equipos de ecografía que pueden presentar sistemas de Doppler. Los dos tipos de Doppler más utilizados por los profesionales y especialistas médicos son los siguientes:

DOPPLER CONTINUO

Los ecógrafos que incorporan la modalidad de Doppler continuo se utilizan, principalmente, para monitorizar y realizar estudios fetales y de carácter vascular. El transductor transmite el sonido y recibe la información al mismo tiempo, es decir, de forma simultanea en el tiempo. Esta particularidad posibilita conocer la dirección del flujo, pero por contra no es posible saber la profundidad del movimiento.

DOPPLER PULSADO

A diferencia de la modalidad continua, en el Doppler pulsado es posible detectar con mayor exactitud la ubicación del vaso que se pretende estudiar. Por su parte, el funcionamiento, también es diferente. El transductor envía los ultrasonidos al vaso y, hasta que no recibe la información, no vuelve a enviar otro pulso.

DOPPLER COLOR

El Doppler color es una variante dentro del Doppler pulsado. Para determinar la velocidad y dirección que tiene el flujo sanguíneo de la zona a estudiar, se asignan dos unidades de color. En este caso, el color rojo indica que el flujo de sangre se acerca al transductor , mientras que el color azul significa que el flujo se está alejando de la sonda.

El uso de ecógrafos Doppler es cada vez mayor entre los diferentes profesionales de la medicina. Las ventajas que ofrecen estos equipos de ultrasonido, con respecto a los ecógrafos que no incorporan esta técnica, hacen que sea aconsejable esa mayor inversión.

¿QUÉ APLICACIONES TIENEN LOS ECÓGRAFOS DOPPLER?

La aplicación o uso de un Eco Doppler a un paciente puede ser recomendable en algunos de los siguientes casos:

  • Estudio cardiovascular: análisis del sistema vascular (arterias, venas y vasos) y del corazón.
  • Analizar el riesgo posible de preeclamsia en embarazadas.
  • Detectar enfermedades trombóticas en arterias y venas de nuestro cuerpo.
  • Diagnosticar la anemia fetal.
  • Conocer el flujo de sangre que circula por las arterias y las venas de una pierna o un brazo.
  • Descubrir la presencia de estenosis y fistulas.

Los ecógrafos nos permiten obtener imágenes de nuestros órganos internos con el objetivo de detectar y diagnosticar posibles enfermedades y anomalías en nuestro cuerpo. Este instrumento médico se utiliza en diferentes especialidades cómo fisioterapia, ginecología, cardiología o urología entre otros.

En Quirumed ponemos a tu disposición un completo catálogo de equipos de ultrasonido para equipar tu centro médico y mejorar el diagnostico de tus pacientes.

¿QUÉ ES UN ECÓGRAFO?

En los últimos años, gracias a evolución de la tecnología, han aparecido en el mercado nuevos ecógrafos con funcionalidades más avanzadas. Es el caso de los ecógrafos en 3D, 4D e incluso 5D, los cuales ayudan al ginecólogo a controlar mejor el estado del feto de las mujeres embarazadas.

Si tuviéramos que definir o explicar qué es un ecógrafo en pocas palabras podríamos decir que es un equipo de diagnóstico utilizado en electromedicina para llevar a cabo ecografías. Los ecógrafos emiten ultrasonidos, imperceptibles para el oído humano, que penetran en el cuerpo hasta llegar a los diferentes órganos que queremos analizar. Una vez estos ultrasonidos acceden a los órganos internos se produce un efecto rebote, el cual sirve para devolvernos los ultrasonidos en forma de imagen. Gracias a la ecografía los especialistas médicos pueden diagnosticar con mayor precisión y exactitud el estado de un paciente.

PARTES DE UN ECÓGRAFO

Un ecógrafo se compone de diversos elementos: un transductor, una computadora y un monitor. Cada uno de estos componentes que forman la máquina de ultrasonido tiene una finalidad.

El transductor o sonda es el elemento más importante del ecógrafo. Los cristales piezoeléctricos, encargados de transformar la energía eléctrica en mecánica, se encuentran en el interior del transductor. Además de emitir los ultrasonidos, también se encargan de recibir los haces y transformar dichos ultrasonidos en energía eléctrica. De esta forma, se produce la generación de las imágenes.

Es importante aclarar que existen diferentes tipos de transductores de ecógrafos (forma, tamaño o frecuencia de los haces de ultrasonido) en función de la zona de exploración.

La sonda sectorial, debido a su pequeño tamaño, es ideal para realizar estudios ecocardiográficos. Por su parte, para la exploración de las estructuras de la parte abdominal se recomienda utilizar una sonda o transductor convex. Estos dos tipos de sonda ecográfica emplean una frecuencia baja (2-5 Mhz). Por último, si necesitamos más frecuencia (entre 5-10 Mhz) para visualizar y controlar estructuras más superficiales podemos emplear una sonda lineal. Este último modelo es aconsejable para detectar trombosis en extremidades, estudiar el musculo-esquelético o canalizar vasos y arterias muy superficiales.

Los otros dos elementos que componen un ecógrafo son el monitor y la computadora. El primero sirve para visualizar las imágenes que genera el transductor. Mientras que la computadora permite procesar toda la información recogida por el transductor y transformarla en forma de imagen. Adicionalmente, la computadora deberá de tener instalado un software especial para procesar toda la información recogida durante la exploración del paciente.

Otro accesorio muy útil es el carro para ecógrafo portátil, que nos ayudará a desplazar el equipo con mayor facilidad. Por último, existe la posibilidad de equipar el ecógrafo con un impresora especial para disponer de toda la información en formato papel.

TIPOS DE ECÓGRAFOS

En la actualidad, existen diferentes tipos de ecógrafos, los cuáles se pueden clasificar en función de diferentes parámetros.

Si nos fijamos en la imagen de la ecografía, podemos encontrar ecógrafos de color y ecógrafos en blanco y negro. Mediante el uso del color el profesional puede detectar mejor la patología existente y, de esta manera, realizar un mejor diagnostico. Esta evolución de la imagen ha dotado a la ecografía de mejor calidad, resolución, sensitividad o espectro.

El tipo de imagen es algo que ha ido evolucionando con los años. Hace unos años, los especialistas médicos sólo podían obtener imágenes en 2D. Esto hacía que el diagnostico no fuera tan preciso. La evolución de la tecnología ha permitido crear ecógrafos capaces de ofrecer imágenes en 3D, 4D e , incluso, en 5D. Este tipo de ecografías son muy utilizadas en ginecología para ver el estado del bebé y que forma y aspecto tendrá al nacer.

La movilidad es algo que ha beneficiado el diagnóstico de muchos pacientes. Gracias a su reducido peso y tamaño, el profesional puede realizar la prueba de electromedicina en cualquier lugar con el ecógrafo portátil. Esta cualidad es especialmente útil para los veterinarios.

Por último, existen los ecógrafos que permiten aplicar el efecto Doppler. Con este tipo de ecografías podemos hacer un estudio más exacto del flujo de sangre que circula por las arterias y las venas. Es realmente útil su aplicación en especialidades cómo ginecología o cardiología.

TIPOS DE ECOGRAFÍA

Los ecógrafos nos permiten obtener imágenes de casi cualquier parte u órgano interno de nuestro cuerpo. Las ecografías más empleadas actualmente en electromedicina son las siguientes:

  • Ecografía Abdominal: Permite detectar posibles dolencias o tumores en zonas como el hígado, el páncreas, la parte interna del abdomen o la vesícula biliar.
  • Ecografía Transrectal: Uno de sus principales usos es para llevar a cabo una biopsia. Mediante este tipo de ecografía es posible conducir la aguja de la biopsia hasta la zona exacta donde se localiza el tumor. También se utiliza para analizar y estudiar el estadiaje del cáncer colorrectal.
  • Ecografía de Mama: Mediante la realización de una ecografía mamaria podemos detectar nódulos o tumores. El objetivo principal es descubrir si el tumor es de tipo sólido o liquido y determinar su benignidad.
  • Ecografía Vaginal: Con una ecografía de este tipo podemos estudiar la zona del útero, prestando atención a su posición, tamaño o posible presencia de pólipos. También es posible ver y analizar la zona de los ovarios. De esta manera, podremos detectar quistes o embarazos ectópicos. Por último, gracias a la realización de una ecografía vaginal podemos detectar posibles anomalías en el endometrio.
  • Ecografía Doppler: Estudia el flujo de sangre que circula por las arterias y venas, ofreciendo información sobre la cantidad, velocidad y consistencia de la sangre. Este tipo de ecografías se utilizan mucho en mujeres embarazadas para analizar el estado del bebé.
  • Ecografía 3D, 4D y 5D: Es el ultimo tipo de ecografías que han aparecido y, por su tipología se emplean principalmente en mujeres embarazadas. La mejora de la calidad de las imágenes ha permitido ver el aspecto que tendrá el bebé en el futuro e incluso tener una imagen en movimiento.

ESPECIALIDADES QUE UTILIZAN EL ECÓGRAFO

Los ecógrafos son instrumentos muy útiles para diagnosticar posibles enfermedades. Desde su aparición, existen diferentes profesionales médicos de diferentes especialidades que los utilizan para tratar a sus pacientes.

Ginecología

En ginecología se emplean los ecógrafos para visualizar el estado del sistema reproductivo de la mujer. Con este tipo de prueba no invasiva ni dolorosa, el especialista puede analizar el estado del útero, los ovarios, las trompas de Falopio o el endometrio y detectar posibles quistes, tumores o infecciones. En función del órgano que queramos estudiar podemos hablar de:

  • Ecografía ginecológica (órganos reproductivos)
  • Ecografía obstétrica vía abdominal (pared abdominal)
  • Ecografía obstétrica vía transvaginal (vagina)
  • Ecografía obstétrica (embarazo)

Urología

Para valorar el estado de la próstata, los urólogos también se sirven de los ecógrafos. Cuando se ha de realizar una biopsia de la próstata, el especialista utiliza el transductor del ecógrafo como guía para acceder a la próstata. La imagen que nos ofrece el ecógrafo nos permitirá acceder de forma más fácil a la próstata.

Con este tipo de ecografías el urólogo puede ver y analizar el estado de la próstata, su tamaño, detectar nódulos, etc.

Cardiología

La ecografía que se lleva a cabo en cardiología permite al especialista estudiar las cavidades del corazón y sus diferentes estructuras. También permite diagnosticar cambios de tamaño de las cavidades del corazón, así como alteraciones de las válvulas del mismo, entre otros posibles estudios.

En función de la forma de realizar la ecografía, podemos dividirlas en:

  • Ecocardiografía transtorácica o convencional (el ecógrafo se aplica sobre el hemitorax izquierdo)
  • Ecografía transesofágica (el ecógrafo se introduce por la boca)

Fisioterapia

En los últimos años, los fisioterapeutas han comenzado a utilizar los ecógrafos en su día a día. Mediante una ecografía es posible valorar algunas zonas blandas como tendones, músculos, ligamentos, vasos sanguíneos, etc.

Las ventajas que nos ofrece un ecógrafo a la hora de detectar, valorar y observar la evolución de una lesión ha permitido aplicar con mayor precisión el tratamiento más recomendable para cada lesión. La inmediatez que ofrece esta prueba con respecto a otras como la resonancia magnética es otro valor añadido para un profesional de la fisioterapia.

Veterinaria

En el campo de la veterinaria también resulta muy beneficioso el uso de ecógrafos para diagnosticar diferentes problemas de un perro, gato u otro tipo de animal. Al igual que ocurre con las personas, esta máquina de ultrasonidos permite al profesional detectar de forma más precisa las causas del dolor.

El veterinario puede solicitar la realización de una ecografía para detectar problemas relacionados con hemorragias abdominales, rotura de órganos internos, problemas en la próstata o riñones, etc. Además, también permite ver el estado en el que se encuentran los fetos en animales hembras en periodo de gestación.

¿PORQUÉ COMPRAR UN ECOGRAFO EN QUIRUMED?

A la hora de comprar un ecógrafo para equipar nuestra consulta o centro médico tenemos que tener en cuenta diferentes aspectos como el precio, las funcionalidades, los usos, la marca o las garantías en caso de avería.

En Quirumed nos preocupamos por cada una de estas cuestiones, intentando asesorar al cliente sobre qué ecógrafo es el que mejor se adapta a sus necesidades.

A continuación, se enumeran algunos de los motivos que avalan a Quirumed cómo referente en la venta y distribución de ecógrafos para todo tipo de especialidades:

  • Garantía total en caso de avería, defecto de fábrica o mal funcionamiento de la máquina de ultrasonido.
  • En nuestro sitio web se pueden consultar los datos relacionados con el CIF, dirección fiscal y número de teléfono.
  • Disponemos de personal cualificado y especializado para asesorar al cliente en el proceso de compra. Además, en Quirumed también tenemos servicio técnico propio para solucionar cualquier tipo de incidencia.

ECÓGRAFOS DOPPLER

Los ecógrafos Doppler permiten realizar un tipo de ecografía donde es posible estudiar y analizar el flujo de sangre que circula a través de nuestras venas y arterias. Las imágenes que ofrece el ecógrafo son de gran ayuda para el especialista y profesional médico para evaluar la cantidad y la velocidad de sangre que circula por un vaso en un momento dado.

¿PARA QUÉ SIRVE UN EQUIPO DE ULTRASONIDO CON ECO DOPPLER?

Una ecografía es una prueba de ultrasonidos que ayuda al especialista a diagnosticar el estado de los diferentes órganos blandos que componen nuestro cuerpo (no se incluyen ni órganos sólidos ni gases). Pues bien, con el Eco Doppler tenemos la posibilidad de saber la dirección y velocidad de la sangre que circula por un vaso.

Cuando el flujo de sangre se va acercando al transductor, la frecuencia será mayor, y conforme se vaya alejando, la frecuencia disminuirá. Gracias al efecto Doppler, el ecógrafo puede interpretar estas señales, asignando un color en función de la frecuencia.

Este tipo de prueba no es invasiva ni tampoco causa dolor. Cuando existen síntomas o sospechas de que puede haber algún tipo de enfermedad trombótica en las arterias y/o venas, esta prueba adopta especial importancia.

¿QUÉ TIPOS DE ECÓGRAFOS DOPPLER EXISTEN?

En diagnóstico, se suelen utilizar equipos de ecografía que pueden presentar sistemas de Doppler. Los dos tipos de Doppler más utilizados por los profesionales y especialistas médicos son los siguientes:

DOPPLER CONTINUO

Los ecógrafos que incorporan la modalidad de Doppler continuo se utilizan, principalmente, para monitorizar y realizar estudios fetales y de carácter vascular. El transductor transmite el sonido y recibe la información al mismo tiempo, es decir, de forma simultanea en el tiempo. Esta particularidad posibilita conocer la dirección del flujo, pero por contra no es posible saber la profundidad del movimiento.

DOPPLER PULSADO

A diferencia de la modalidad continua, en el Doppler pulsado es posible detectar con mayor exactitud la ubicación del vaso que se pretende estudiar. Por su parte, el funcionamiento, también es diferente. El transductor envía los ultrasonidos al vaso y, hasta que no recibe la información, no vuelve a enviar otro pulso.

DOPPLER COLOR

El Doppler color es una variante dentro del Doppler pulsado. Para determinar la velocidad y dirección que tiene el flujo sanguíneo de la zona a estudiar, se asignan dos unidades de color. En este caso, el color rojo indica que el flujo de sangre se acerca al transductor , mientras que el color azul significa que el flujo se está alejando de la sonda.

El uso de ecógrafos Doppler es cada vez mayor entre los diferentes profesionales de la medicina. Las ventajas que ofrecen estos equipos de ultrasonido, con respecto a los ecógrafos que no incorporan esta técnica, hacen que sea aconsejable esa mayor inversión.

¿QUÉ APLICACIONES TIENEN LOS ECÓGRAFOS DOPPLER?

La aplicación o uso de un Eco Doppler a un paciente puede ser recomendable en algunos de los siguientes casos:

  • Estudio cardiovascular: análisis del sistema vascular (arterias, venas y vasos) y del corazón.
  • Analizar el riesgo posible de preeclamsia en embarazadas.
  • Detectar enfermedades trombóticas en arterias y venas de nuestro cuerpo.
  • Diagnosticar la anemia fetal.
  • Conocer el flujo de sangre que circula por las arterias y las venas de una pierna o un brazo.
  • Descubrir la presencia de estenosis y fistulas.